La compañía de Jesús (mejor conocida como jesuitas, nombre que se le da a sus miembros) fue fundada en el año 1534 y perdura hasta nuestros días. La historia de los jesuitas tiene muchos vaivenes, pero ¡Han logrado sobrevivir durante más de cinco siglos!

En el siguiente artículo te contaremos más sobre los jesuitas y su historia.

Fundación de la Compañía de Jesús⁽¹⁾

En el año 1534, el militar y religioso católico, Ignacio de Loyola, funda la Compañía de Jesús. La orden de los jesuitas fue aprobada por el Papa Paulo III en el año 1540. Ignacio de Loyola fue el primer General de la Compañía de Jesús, este puesto refleja la mayor autoridad dentro de los jesuitas. Por otra parte, el mayor órgano de gobierno de esta orden es la Congregación General (que se convoca en ocasiones especiales y ante la muerte o renuncia del General). Loyola ocupó el puesto de general hasta su muerte en 1556, su sucesor fue Diego Laínez.

San Ignacio de Loyola
“San Ignacio de Loyola (1620-1622) por Pedro Pablo Rubens, Museo Norton Simon de Pasadena. El pintor representó al santo con un libro en el que se lee el lema jesuita: Ad maiorem Dei gloriam.” En Wikipedia.

Los jesuitas están compuestos por sacerdotes que brindan un apoyo especial al Papa, la Compañía de Jesús siempre se mantuvo fiel al papado de la Iglesia Católica, más allá de la coyuntura política que involucre a la Iglesia y sus autoridades. Los jesuitas se organizan en un momento importante para el catolicismo: la Contrarreforma (en oposición a la Reforma Protestante que promovía Lutero)

Los valores de la Orden de los Jesuitas

Los jesuitas comparten los 3 votos de todos los miembros de la Iglesia Católica: Castidad, obediencia y pobreza; pero además encontramos un cuarto voto: la lealtad al Papa. La misión principal de la Compañía de Jesús es “la salvación y perfección de los prójimos” (Fórmula del instituto, 1540). La formación de los jesuitas es un rasgo que los distingue de otras ordenes religiosas, ésta comienza con un noviciado de dos años.

Desde la aprobación de la Compañía de Jesús por el Papa Paulo III, los jesuitas no dejaron de crecer en número y de extenderse alrededor del mundo. Su misión pedagógica y catequística se desplegó por todos los continentes, siendo de mucha importancia la presencia de los jesuitas en América. En el continente americano cumplieron un rol fundamental para la imposición del catolicismo que mandaba la monarquía española.

Como miembros de una orden religiosa, los jesuitas hacen tres votos: de pobreza, de castidad y de obediencia, y un cuarto voto de obediencia específicamente relacionado con la misión mundial. En otras palabras, los jesuitas deben estar listos para aceptar cualquier misión encomendada por el Papa, un voto que es un reflejo de nuestra dedicación más amplia a la Iglesia universal, y al bien supremo de todas las personas de todos los credos y culturas.

Jesuits.org

El desarrollo de los jesuitas

Durante los siglos XVI y XVII la Compañía de Jesús no dejó de crecer. Fueron ganando un lugar protagónico dentro de la Iglesia Católica y ocuparon lugares importantes dentro de las monarquía europeas (ya mencionamos la importancia de los jesuitas en América a la orden de la monarquía española y el papado). Los jesuitas se establecieron en diferentes lugares del mundo formando misiones donde se buscaba formar a las personas bajo la palabra de Dios (por ejemplo, llegaron a China en el año 1583).

Por otra parte, los jesuitas fundaron instituciones educativas en todos los niveles; para mediados del siglo XVII ya contaba con más de 500 instituciones educativas en todo el mundo. Por sus centros de formación pasaron personas muy importantes, como por ejemplo, los filósofos Descartes y Voltaire y el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, (entre muchos otros).

Basados en la visión de nuestro fundador, buscamos “encontrar a Dios en todas las cosas”. Dedicamos nuestras vidas a “la mayor gloria de Dios” y el bien de toda la humanidad. Y lo hacemos con gratitud en colaboración con otras personas que comparten nuestros valores, incluidas las personas laicas. Se han convertido en parte de “nosotros”, la familia jesuita extendida.

Jesuits.org

La supresión de la Compañía de Jesús

Durante el siglo XVIII los jesuitas se toparon con el momento más crítico de su historia. Las monarquías europeas comenzaron a ver con malos ojos a la Compañía de Jesús, ya que esta se había vuelto muy fuerte y tenía una organización relativamente autónoma (política y económicamente), que escapaba del control de los gobiernos.

La expulsión de los jesuitas comenzó en Portugal, donde en el año 1758 los echaron del país. En Francia la expulsión se llevó adelante en 1763; en 1767 el rey Carlos III decide echarlos de los territorios de la Corona Española (esto tuvo grandes repercusiones en América), en este año también fueron expulsados de Nápoles y Sicilia. Los jesuitas se refugiaron en Rusia.

La supresión de la Compañía de Jesús se dio en el 21 de julio de 1773 por orden del Papa Clemente XIV (quien no pudo resistir a las presiones de las potencias europeas). Los jesuitas pudieron volver a organizarse bajo la Compañía de Jesús a partir de 1814, cuando el Papa Pío VII restauró la compañía. 

Sello de la Compañía de Jesús

Sello de la Compañía de Jesús. En el centro encontramos la inscripción IHS que se refiere al nombre santo Jesús. En Wikipedia.

La Compañía de Jesús en la Edad Contemporánea

Durante el siglo XIX la Compañía de Jesús fue expulsada nuevamente de numerosos países (por ejemplo, Francia, España, Portugal e Italia luego de la unificación), esto respondía a la coyuntura política de cada lugar y de la posición que tomen las autoridades políticas con respecto a la Iglesia y el Papado. Sin embargo el número de jesuitas fue aumentando; en la década de 1930, Estados Unidos se ubicó en la cima de los países con mayor cantidad de jesuitas (8.000). En la actualidad los jesuitas cuentan con más de 15.000 integrantes en todo el mundo.

En el año 2013 es nombrado como Papa el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio. Éste toma el nombre de Francisco I, el actual Papa tiene una formación jesuita.

Papa Francisco (ocupa el más alto puesto de la iglesia católica desde el 2013, de formación jesuita. En Cientificamerican.

Bibliografía

¹ -John O’Malley SJ, Los primeros jesuitas, Mensajero – Sal Terrae, 1993.

-Betrán, J. L., La compañía de Jesús. 2010.

-JoNeS, M. D. La Contrarreforma: Religión y sociedad en la Europa moderna. Madrid: Akal. 2003.

Jesuits.org

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *