Es innegable que las legiones de Roma tuvieron que hacer frente a infinidad de retos y de la inmensa mayoría de ellos se ha escrito largo y tendido. Algunos aquí, como comprobaréis si hacéis click sobre el enlace anterior. Pero aquí os traigo una historia no tan conocida, pero que de igual forma que otras grandes gestas fue crucial para el Imperio y su expansión por Hispania. Estamos hablando de su paso por la actual Galicia y su cruce por las aguas del actual río Limia, que según las creencias de la época era el acceso al Más Allá. Y como también veremos, estamos ante un claro ejemplo de transmisión cultural.

El río Limia: el río del Más Allá

Dicha historia no tiene por protagonista a ningún emperador, general o cónsul romano, no. Aunque alguno se vio envuelto en ella. Esta historia es la historia de un río, el río Lethes (conocido por los griegos), Leteo o Oblivio (conocido por los romanos) pero que, sin embrago, actualmente es conocido como el río Limia.

Es el nombre de Limia un hidrónimo (1) que proviene del antiguo nombre luso Limaia y cuyos significados los habría que buscar en las raíces indoeuropeas del idioma y que vendrían a significar algo así como “inundar, desbordar, ahogar” (2). Y en sus orillas se creía que se encontraba el acceso al Más Allá. Pero antes de adentrarnos en el inframundo conozcamos un poco más a nuestro protagonista.

río Limia Galicia puerta más allá
Fotografía del río Limia. Fuente

El río Limia, no puede hacer gala de una  gran longitud (108 km solamente). Además, la mayor parte de su curso transcurre por el país vecino, Portugal. Y solo 41 km transcurren por territorio español, por Galicia para ser más exactos. Siendo su nacimiento en la localidad de Talariño. Su desembocadura se encuentra en la localidad portuguesa de Viana do Castelo (3).

En su recorrido por Galicia, el río Limia pasa por Orense, concretamente por la comarca de Xinzo de Limia, zona en la cual se encuentra como espacio protegido dentro de la Red Natura 2000 (4). Y es en esta comarca donde tiene lugar nuestra historia.

Décimo Junio Bruto y el río Limia

Las tropas romanas llegarán a las orillas de este acceso al Más Allá entre los años 136 a. C.- 138 a. C.. Casi un siglo después de que los romanos pisasen por primera vez la Península Ibérica, con el objetivo de no dejar avanzar a Cartago y detener la ofensiva por parte de Aníbal contra Roma, durante la Segunda Guerra Púnica (218 a. C.) (5). Claro ejemplo del lento proceso de conquista por parte de Roma de la Península Ibérica y que contrasta con la conquista de la Galia, llevada a cabo por Julio César en sólo 10 años (6).

Nos situamos entonces en la actual Galicia, en la parte noroccidental de la Península Ibérica, y que era conocida en aquel momento como Gallaecia (7). Al mando de las tropas estaba el procónsul Décimo Junio Bruto, el pacificador de la Lusitania. Había sometido a la ciudad de Talábriga y derrotó lo que quedaba de la resistencia lusa al mando de Táutalo, sucesor de Viriato (8).

Décimo Junio Bruto Imperio romano hispania
Busto de Décimo Junio Bruto. Fuente: lavalentiaromana.

Las acciones llevadas a cabo por Décimo Junio Bruto en Hispania nunca estuvieron demasiado claras y por ello han sido sometidas a diversos debates. Tampoco se sabe a ciencia cierta cual fue su periodo de operatividad en la península, así como su victoria sobre los galaicos (9). Fuese como fuese, lo que sí parece claro es que la victoria sobre los galaicos fue real, ya que el senado le otorgó el título de Gallaicus (10).

Será entonces Décimo Junio Bruto quién protagonice las novelescas circunstancias del cruce del mítico río del Olvido (11).

A las orillas del río Limia: a las puertas del Más Allá

En esta empresa de cruzar el río Limia, es más que probable que utilizase balsas o barcazas improvisadas. Por lo menos, para transportar a soldados heridos y/o que no estaban en las condiciones idóneas para cruzar el río (12).

La funcionalidad que tenían los ríos para Roma está fuera de toda duda. Y los ríos del Norte y el Noroeste peninsular no van a ser menos, como es el caso que nos ocupa del río Lethes. Los utilizaban como vehículos (siempre que sus características físicas lo permitan) para una mejor movilidad y penetración por parte de Roma en los territorios (13).

No se sabe a ciencia cierta el lugar por el que las tropas al mando de Bruto cruzaron el Limia. Aunque se tiene una idea aproximada de que debió de ser por el territorio de los Quarquerni (14), que sería la actual comarcar de Bande/Entrimo (15).

Atravesando las puertas del Más Allá

De todas las fuentes disponibles, son Tito Livio, Floro o Estrabón (16) los que nos dan una idea, con cierta explicitud, sobre el suceso. Según parece, entre los soldados romanos se había propagado la creencia de que aquel curso de agua correspondía en realidad al mítico Leteo, el infernal río del Olvido que daba acceso al Más Allá. La superstición hizo acto de presencia. Esta creencia hizo que los soldados que formaban parte de los autodenominados “conquistadores del mundo” se mostrasen reticentes a atravesarlo (17). ¿A quién le apetece irse al Más Allá antes de tiempo?

Estrabón Galicia rio Limia
Grabado del siglo XVI de Estrabón. Fuente

Por lo tanto, nos encontramos ante una situación, dentro de la historia militar, en la que la autoridad de un alto mando debe ser ratificada a través de una acción inapelable de gran valor personal. Y eso es lo que hizo Décimo Junio Bruto. Este atravesó el agua del río Leteo y desde la otra orilla empezó a llamar por sus nombres a los soldados (18).

De esta insuperable hazaña ni Livio ni ningún otro autor mencionan para nada la buena memoria de Décimo Junio Bruto. Pero lo que sí es interesante de este relato es el tema del río como Leteo o antesala del Hades/Infierno, el Más Allá. Concepción que al parecer se inscribe en un conjunto de mitos grecolatinos y peninsulares de común raigambre indoeuropea (19).

“Asolando todas sus ciudades hasta alcanzar el Océano, Décimo Junio sometió por completo la Lusitania, y cuando sus soldados rechazaron cruzar el río del Olvido él tomó el estandarte, lo llevó a través de las aguas y les convenció para que le siguieran.” (Tito Livio, Per. 55) (20).

Influencias griegas en el río Limia

Las hipótesis sobre el carácter mítico que despertó el río Limia en aquel momento son variadas. Todo apunta a que tradiciones anteriores a la romana ya se hacían eco de que el acceso al Más Allá se situaba en aquella zona del río Lethes. Y estas creencias fueron transmitidas a los romanos de Décimo Junio Bruto, a través de los auxiliares del ejército romano de origen céltico provenientes del Sur de la Península (21).

Estas creencias las recogieron autores clásicos como Estrabón, Tito Livio o Floro, entre otros. Y fueron ellos quienes propagaron la idea de que al norte del actual río Limia se encontraban los famosos “Campos Elíseos”. Básicamente, algo similar a un Paraíso. Pero aquellos que quisiesen acceder a él tendrían que atravesar sus aguas, con lo que eso conllevaba: la pérdida de sus recuerdos e incluso la vida. Era nuestro temido río Lethes (nombre griego), o Flumen Oblivionis (nombre romano –“río del Olvido”–) (22). Menuda sorpresa. Influencias griegas en la cultura romana.

«Se dice que  <los célticos de Gudiana> habiendo participado junto a los túrdulos en una expedición militar dirigida contra esta región, se rebelaron tras haber atravesado el Limia. Tras esta revuelta,  como además habían perdido a su jefe, permanecieron en el paraje y se dispersaron. El río debía a este acontecimiento el nombre de Lethes» (Estrabón, III 3, 5) (23).

En la mitología griega el Lete (pronunciado Lethes) es el nombre que recibe uno de los ríos que atraviesan el Hades, el mundo de los muertos, el Más Allá. Según sus creencias, el que bebía de este río olvidaba sus recuerdos. Por ello se consideraba que, en el proceso de reencarnación de las almas, estas bebían de dicho río. Y por ello no recordaban nada de sus vidas pasadas (24).

“A festa do esquecemento”

Todas estas creencias han perdurado a lo largo de los siglos y han llegado hasta nuestros días, gracias a la labor de historiadores de aquel momento como, los ya mencionados, Tito Livio, Floro o Estrabón. Pero también a la capacidad de asimilación por parte de Roma de las culturas con las que tenía contacto. Por todo ello, hoy, en Galicia, en Orense en la comarca de Xinzo de Limia, se celebra a “Festa do Esquecemento”.

Festa do Esquecemento Galicia
Cartel de la «Festa do Esquecemento». Fuente: vialethes

A “Festa do Esquecemento” es una celebración en la que se recrea el cruce del río Limia por parte de Bruto y sus tropas. Durante varios días la comarca se llena de música, representaciones teatrales, juegos y diversidad de espectáculos para conmemorar un suceso que tiene más tintes novelescos que históricos. Pero que nos brinda la oportunidad de acercarnos a las tradiciones y creencias de una antigüedad que hoy en día sigue muy presente.

Sin duda, el río Limia no destaca por su longitud o por su caudal, pero este río, que según los antiguos era una puerta al Más Allá, nos sirve para viajar por la historia y conocer más a fondo la mentalidad de un pueblo, supersticiosos como el que más, como es el caso del romano.



No te pierdas más artículos interesantes en nuestra revista Khronos Historia.


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) Hace referencia al nombre de un río, arroyo, lago o cualquier accidente geográfico que tenga relación con el agua.

(2) Witczak, 2003, p. 357.

(3) Ríos del Planeta, s.f.. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, s.f..

(4)  Red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad: https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/espacios-protegidos/red-natura-2000/

(5) Troncoso, 1996, p. 53.

(6) Troncoso, 1996, p. 53.

(7) Nombre dado por los romanos a la provincia correspondiente a la zona del noroeste peninsular.

(8) Rodríguez, 1995, p. 92.

(9) San Vicente, 2013, p. 42.

(10) San Vicente, 2013, p. 50.

(11) Álvarez, 2014, p. 186.

(12) Rodríguez, 1995, p. 92.

(13) Álvarez, 2012, p. 149.

(14) Pueblo de la antigua Gallaecia situado en lo que hoy en día es la comarca de la Baja Limia (Bande, Entrimo, Lobeira, Lobio y Muiños) a orillas del curso medio del rio Limia.

(15) Rodríguez, 1995, p. 192.

(16) Autores clásicos de la antigüedad a los que se hace referencia en diversas ocasiones en el texto del artículo. Tito Livio y Floro fueron historiadores de la antigua Roma mientras que Estrabón fue un geógrafo e historiador griego.

(17) Troncoso, 1996, p. 58.

(18) Troncoso, 1996, p. 58.

(19) Troncoso, 1996, p. 56.

(20) Troncoso, 1996, p. 58.

(21) Quintela, 1997, p. 146.

(22) De los Ríos, 2019.

(23) Quintela, 1997, p. 146.

(24) Giuseppina, 1998, p. 159.


Bibliografía

  • Álvarez, M. J. P., 2014, «Los Ríos occidentales de La Hispania Romana en las fuentes clásicas. una aproximación», Onoba. Revista de Arqueología y Antigüedad, nº 2, pp. 179-189.
  • Álvarez, M. J. P., 2012, «La navegación interior ibérica según Pomponio Mela: una visión de la Hispania Romana desde el Fretum-Gaditanum: ríos atlánticos peninsulares», Espacio y Tiempo: Revista de Ciencias Humanas, nº 26, pp. 137-156.
  • De los Ríos Conde, A., 2019, “El Límia y el mito del río del olvido (Lethes)”, víalethes, 21 de agosto de 2016, [En línea] Disponible en: http://vialethes.es/el-rio-limia (27 de octubre de 2021).
  • Giuseppina Sechi, M. 1998, Diccionario de mitología universal, Ediciones AKAL, Madrid.
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, s.f., «Hidrografía. El río Limia». [En línea] Disponible en: https://www.mapa.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/caminos-naturales/caminos-naturales/detalle_punto_interes.aspx?tcm=tcm:30-549855&id_camino=013902&topologia=Hidrograf%C3%ADa&origen=Destacados (27 de octubre de 2021).
  • Quintela, M. V. G., 1997, «Las puertas del infierno y el río del olvido:(un tema mítico céltico en la etnografía ibérica de Estrabón)», Gallaecia: revista de arqueoloxía e antigüidade, nº 16, pp. 145-157.
  • Ríos del planeta, s.f., “Río Limia, río internacional, recorre España y Portugal”, Riosdelplaneta. [En línea] Disponible en:  https://riosdelplaneta.com/rio-limia/ (27 de octubre de 2021).
  • Rodríguez Colmenero, A., 1995, «La intervención de la flota romana en la conquista de Gallaecia» en Alonso Troncoso, V. (coord.), Guerra, exploraciones y navegación : del mundo antiguo a la edad moderna : curso de verano (U.I.M.P., Universidade de A Coruña) : Ferrol, 18 a 21 de julio de 1994, pp. 91-100, Universidade da Coruña, Servizo de Publicacións, La Coruña.
  • San Vicente González de Aspuru, J., 2013, «La victoria de Décimo Junio Bruto sobre los galaicos y la retirada de Emilio Lépido de Pallantia: algunas consideraciones sobre su cronología», Hispania antiqua, nº 37, pp. 41-68.
  • Troncoso, V. A., 1996, «Primeras etapas en la conquista romana de Gallaecia», MILITARIA. Revista de Cultura Militar, nº 8, pp. 53-66, Universidad Complutense, Servicio de Publicaciones, Madrid.
  • Witczak, K. T., 2003, «El río del Olvido», Veleia, nº 20, pp. 355-359.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *