A lo largo de los años, la historia griega se ha caracterizado por ser una de las más interesantes y gran parte de ello se debe a la mitología griega. Se pudo conocer acerca de la historia de este pueblo gracias a la Cerámica Griega y en este artículo hablaremos sobre su historia, técnicas, objetos y mucho más.

Historia de la Cerámica griega

La cerámica griega se ha caracterizado con el pasar de los años como una de las manifestaciones artísticas más importantes de esta civilización. El inicio de esta manifestación artística nace a raíz de relaciones comerciales que los griegos entablaron en el mar Mediterráneo. Esto permitió que esta cerámica se difundiera por toda esta área encontrándose así muchos de estos ejemplares a lo largo de los territorios que colindan con el Mediterráneo.

La difusión de la cerámica griega inició con la colonización griega del Mediterráneo la cual data del siglo VII antes de Cristo (a.C). Siendo en este punto cuando la ciudad de Corinto se convertirá en la principal ciudad exportadora de cerámica. En el siglo VI a.C, Corinto sería desplazada por Atenas la cual se haría completamente con el negocio de la cerámica.

Orígenes

Cerámica griega reúne el conjunto de recipientes y el capítulo complementario dedicado a la pintura de vasos griegos. Nacida en el Oriente Próximo, alcanzó en la Antigua Grecia un alto nivel de calidad artística, dejando además importante información sobre la vida y la cultura de los antiguos griegos. En la actualidad se conservan una gran cantidad de ejemplares de vasos que probablemente en su mayoria proveniente de Atenas subsisten.

Técnicas de la Cerámica griega

Son pocas las fuentes escritas que hacen referencia a las técnicas empleadas en la cerámica griega. Sin embargo, se han encontrado fuentes que han permitido conocer acerca del proceso de fabricación de muchos de los objetos de la cerámica griega. Todo este proceso iniciaba con la arcilla la cual se preparaba y luego se modelaba. Para llevar a cabo este proceso era necesario usar arcilla fresca ya que era más fácil de moldear. Una vez que la arcilla estaba moldeada, las piezas se ponían a secar y luego se procedía a pintar las piezas de cerámica.

Luego de que se decoraron las piezas de cerámica griega, se introducían en el horno. Es importante mencionar que estos hornos eran bastante evolucionados puesto que poseían una cámara de combustión en la cual se podía introducir leña y además contenían una cámara de cocción en la cual se colocaban las piezas de cerámica. Estos hornos tenían un agujero con tapa el cual era útil para sacar el humo en caso de que fuese necesario.

Finalmente, se empleaba un barniz negro para decorar estas piezas de cerámica griega. Es importante mencionar que este barniz se creaba con la propia arcilla con la cual se hacen los vasos, a esta arcilla se le añade una gran cantidad de agua para que adquiera una consistencia menos densa y que pueda verterse sobre la cerámica.

Materiales

El material base dentro de la cerámica griega era la arcilla pero dependiendo del lugar donde se hiciera tenía ciertas variantes. Por ejemplo, las piezas hechas en Corinto estaban desprovistas de óxido de hierro por lo cual tenía un color blanquecino. Ahora bien, estas diferencias entre las piezas de cerámica permitieron que se determinara su origen gracias a exhaustivos análisis químicos.

Esta arcilla se extraía de canteras o bien de minas de arcilla, estas eran purificadas luego de su extracción con lavados que podían durar semanas. La arcilla se ponía a remojar en estanques de gran envergadura en donde las partículas finas flotaban y eran recuperadas. Con este proceso de remojo se podían eliminar las impurezas que se podían provocar por el estallido en la cocción. Luego de recolectas las piezas de arcilla, se ponían a secar al sol en forma de bloques para luego ser almacenadas por un cierto periodo de tiempo y así adquirir su cualidad moldeable.

Cerámica Griega

Principales objetos de Cerámica griega

La cerámica tuvo un fuerte impacto en la sociedad griega ya que fue empleada en una gran cantidad de recipientes con diferentes formas y evidentemente diferentes funciones. Muy diferente a la concepción actual, las piezas de cerámica griega eran utilitarias y no meramente ornamentales, a continuación conoceremos los principales objetos de la cerámica griega.

Jarras

Probablemente sean las jarras las piezas de cerámica griega más populares ya que dentro de la sociedad griega se fabricaron muchas debido a la gran necesidad de contener cualquier líquido para los muy famosos banquetes. Dentro de estas jarras podemos destacar:

  • Enocoe: Era un recipiente usado para sacar el vino de la crátera, estos tenían un asa alta y redondeada en su parte trasera y un pico lobulado para que fuese más fácil verter el vino. El enocoe medía entre 15 y 50 cm.
  • Olpé: Esta jarra tenía forma de pera y media unos 10 a 40 cm, se usaba principalmente para el agua.
  • Kyathos: Media entre 10 y 15 cm, tenía un asa vertical que sobresalía del borde superior de la jarra,  su cuerpo se apoya por un pie muy corto y poseían un fondo redondeado y estrecho. Esta jara era usada para sacar el vino de la crátera y servirlo en la copa.

Cerámica Griega

Envases para almacén y transporte

Los griegos no dejaban cabos sueltos a la hora de facilitar sus actividades diarias, por ello crearon envases de cerámica griega para el almacén y transporte. A continuación mencionaremos los principales envases que cumplen con esta característica.

  • Ánforas: Este envase poseía dos asas, eran de gran tamaño y eran muy útiles para transportar grandes cantidades de líquido. Es importante mencionar que la mayoría de estos envases no estaban decoradas, por otro lado, el ánfora era una unidad de medida la cual equivalía a 19,65 litros.
  • Hydria: Las hydrias eran útiles para transportar el agua desde la fuente. Tenían una forma ovoidal,  tres asas y estaban decoradas con escenas de mujeres. En lo que respecta a su tamaño, este variaba entre 15 y 55 cm de alto.
  • Lebés Gamicós: Este era un recipiente bastante alto, podía alcanzar hasta 50 cm de alto. Era útil para transportar agua y como un regalo de bodas para la novia. El fondo era redondo y se podía cerrar con una tapa que poseía un tirador en forma de botón y se complementaba con dos asas laterales.
  • Lutróforo: La forma era similar a la de un ánfora el cual podía alcanzar los 150 cm. Se usaban para transportar el agua purificadora con la cual se lavaba la novia antes de celebrar la boda. Este envase también se usaba para el aseo de los muertos. Es importante mencionar que la decoración de este envase era  acorde al rito que se empleaba.

Para perfumes

Los perfumes eran sumamente importantes dentro de la sociedad griega por lo cual necesitaban piezas de cerámica para almacenarlos y que no sólo se viesen lindos sino también conservar su aroma, dentro de estos envases podemos destacar:

  • Arýbalo: Esta era una cajita de unos 10 cm de alto, podía añadirse un asa o bien no poseer ninguna. Tenía forma de globo o de pera, una boca estrecha diseñada para  verter cantidades pequeñas.
  • Lecito: Es un envase exclusivamente ateniense el cual nunca se llegó a exportar. El fin de este envase era para colocarlo sobre las tumbas o en su interior de forma ornamental en las escenas funerarias.
  • Alabastro: Curiosamente este envase se fabricaba en piedra de alabastro, se destinaba principalmente para el baño. Esta era una botella con vientre alargado, boca ancha y plana, con una  base redondeada la cual contenía aceites perfumados o esencias. Su cuello era bastante estrecho por lo que se podía verter líquido por gota mientras que su boca en forma de disco se usaba para extender el producto por la piel.

Cerámica Griega

Para ungüentos y joyas

Por muy curioso que parezca, los griegos usaban piezas de cerámica muy similares para los ungüentos y para las joyas, a continuación mencionaremos estos envases y destacaremos las diferencias entre cada uno.

  • Exaleiptrón: Este envase era una cajita que se usaba principalmente por las mujeres para guardar los ungüentos aromáticos. Un punto curioso es que se le añadían patas las cuales le daban aspecto de trípode.
  • Pyxis: Los pyxis eran cajas que se destinaban principalmente a almacenar joyas. En un principio estos envases eran de madera pero luego se hicieron muy populares los de cerámicas los cuales estaban muy decorados.

Mezcla y Enfriamiento de Vino

El vino era una bebida importante dentro de los banquetes griegos por lo que es de esperarse que existan piezas de cerámica griega destinadas a la mezcla y al enfriamiento del vino. Dentro de estos envases podemos mencionar:

  • Cráteras: Estos eran envases muy variables que podían tener forma de  cáliz con dos asas pegadas a la base, forma de columnas con asas en vertical y forma de campana. Se usaban para mezclar el agua y el vino, por lo general esta proporción era de  una parte de vino por tres de agua.
  • Psykter: Este era un vaso que se llenaba de vino y se colocaba dentro de una crátera de agua fría para que el vino se enfriara.
  • Estamnos: Se destacaba por ser una variante de la crátera, este envase era más cerrado y podía tener una tapa. Media entre unos 20 y 60 cm de altura y era usado exclusivamente para el vino.

Cerámica Griega

Copas para beber

Muchas de las copas que se han recuperado, pertenecían a banquetes o simposios ya que en su decoración podemos ver invitados conversando o bien hombres cortejando a cortesanas. Las copas eran piezas bastante elegantes para que estuvieran acordes a la festividad. A continuación mencionaremos los tipos de copas que se usaban en estos actos.

  • Esquifo: Es una taza griega de beber que posee dos asas horizontales que se posicionan cerca del borde superior, no poseen pie y cuentan con una altura de 5 a 15 cm.
  • Cántaro: Esta era una copa que disponía de dos enormes asas laterales, con frecuencia tienen un pie que eleva el cuerpo central, estaban muy relacionadas con Dioniso y además se caracterizaban por ser muy decoradas.
  • Kylix: Este era uno de los recipientes más comunes, poseían una superficie bastante ancha y poco profunda, se posicionaba sobre un pie de una altura baja con dos asas horizontales. Era una copa muy decorada no sólo en el exterior sino también en el interior.

Estilos de Cerámica griega

Durante la Antigua Grecia, el torno de alfarero se introdujo para finales del III milenio a.C procedente de Asia. Esta pieza permitió el modelaje de las piezas de arcilla las cuales comenzaron a aparecer para el  II milenio a. C. Con el pasar de los siglos se comenzó a realizar la cerámica con arcilla refinada y decorada cada una con su estilo. A continuación mencionaremos los estilos de cerámica griega más relevantes.

Minoico

Avanzado un poco el 2.000 a. C apareció a lo largo de Grecia un estilo de cerámica que el arqueólogo Heinrich Schliemann denominó como “cerámica miniana”. Esta cerámica poseía un estilo bastante marcado ya que se podía distinguir por una superficie barnizada en gris mate con una muy buena calidad.

Cerámica Griega

Micénico

Los inicios de la cerámica micénica datan del 1.600 a. C, este estilo destaca porque la cerámica está decorada tomando como inspiración elementos de la naturaleza. Luego del 1.400 a. C. esta cerámica pasó a tener su periodo predominante en la historia. Este estilo tiene una fuerte influencia de los estilos de Creta. Las piezas más destacadas son las jarras de estilo palacial, jarras de almacenamiento elegantes las cuales están decoradas con llamativos motivos florales y marinos.

Protogeométrico

Muy probablemente los vasos del periodo protogeométrico que datan entre el 1.050 a. C y el 900 a. C constituyen el testimonio artístico primordial del principio de la Edad Oscura. Aún para ese momento la escultura de grandes proporciones no era conocida mientras que la pintura mural aun requería del desarrollo de los soportes murales. Estas situaciones abrieron paso a la producción cerámica la cual nunca se extinguió, particularmente en Atenas. Estos vasos eran decorados con barnizados de color negro brillante estilo que descendió de la Edad del Bronce.

En el decorado podemos apreciar líneas ondulantes hechas a mano pero se añaden motivos novedosos para el momento como lo son los semicírculos y los círculos concéntricos que eran diseñados con un compás. Debemos destacar que la decoración era simple y se adaptaba a la forma del vaso.

Geométrico

El arte geométrico en la cerámica griega nació entre los siglos IX y VIII a. C. Se caracterizó por mostrar nuevos motivos los cuales rompieron la iconografía minoica y micénica, estos motivos fueron triángulos y otras figuras  geométricas. Dichas figuras estaban dispuestas en bandas separadas de las zonas negras por líneas triples. Con el pasar del tiempo, el equilibrio entre las bandas decoradas y las bandas sombreadas se fue rompiendo a favor de la decoración los cuales terminaron por cubrir la pieza de cerámica por completo.

Cerámica Griega

En el geométrico antiguo que data del 900 a. C. al 850 a. C. no encontramos motivos geométricos por lo cual se conoce como estilo de “Dipilón negro”, este estilo sólo empleaba barniz negro para sus obras. Luego se abre paso el geométrico medio que data entre 850 y 770  a. C. es aquí donde debuta la decoración figurativa con los primeros frisos de animales dentro de los cuales destacan caballos, ciervos, cabras, entre otros los cuales se alternaban con bandas de motivos geométricos.

A la par que avanzaba el tiempo, la decoración se hacía más completa y abundante, las zonas vacías se rellenaban con rosetas o esvásticas decorativas.  Esta característica se conoce como “horror vacui” y se mantendría firme hasta el final del estilo geométrico. Luego, a mediados del siglo VIII a. C es que podemos apreciar las figuras humanas en los decorados de la cerámica griega. Las representaciones más conocidas fueron los vasos hallados en Dipilón el cual es uno de los cementerios de Atenas.

Los fragmentos recogidos de estos vasos funerarios muestran desfiles de carros de guerra y de guerreros. Sin embargo podemos apreciar otras escenas como la exposición del muerto y la lamentación o el transporte del ataúd al cementerio. Es importante mencionar que los cuerpos son representados de forma geométrica a excepción de las pantorrillas las cuales son bastante protuberantes.

En el caso de los soldados, se representaba un escudo en forma de diábolo conocido como “escudo Dipilón”, este disco cubre la parte central del cuerpo. Por otro lado, las patas y los cuellos de los caballos así como las ruedas de los carros, eran representados unos al lado de los otros.

Cerámica Griega

Ya al final de este periodo podemos apreciar las representaciones mitológicas, es muy probable que dichas representaciones coincidan con la época en que Homero dio forma a las tradiciones del Ciclo troyano en la Ilíada y en la Odisea. En estas piezas podemos apreciar bien sea un enfrentamiento simple o un duelo homérico, en el caso de un barco encallado podría representar el naufragio de Odiseo.

Para dar fin a este período, comenzaron a aparecer las escuelas locales por toda Grecia. Debemos decir que la producción de cerámica griega no fue exclusiva de Atenas sino también muchas ciudades ya se encontraban realizando sus cerámicas. Ahora bien, muchos pintores y alfareros comenzaron a seguir su propio estilo por lo cual, cada ciudad pasaría a tener su propio estilo característico.

Orientalizante

A finales del siglo  VIII a. C se desarrollaría un estilo de cerámica griega conocido como orientalizante. Este estilo es el resultado de la renovación de los contactos de Grecia con Oriente y de la influencia de su arte. El estilo orientalizante se aprecia principalmente en Corinto desde el 725 hasta el 625 a. C. Esto llevaría a que Corinto se convirtiera en un importante productor de cerámica y en la primera ciudad exportadora a lo largo del mundo griego.

La influencia de Oriente en este estilo era bastante fuerte, sin embargo Oriente no era un gran aficionado a la cerámica. Sin embargo, la pintura y la escultura de este arte mostraban figuras más fina y realistas. Esta influencia Oriental se tradujo en la cerámica griega en nuevos motivos como esfinges, grifos, leones, entre otras figuras que son representadas de una forma más realista.

En lo que respecta a las representaciones humanas, estas eran raras ya que consistían en escenas de batallas o en escenas de caza. Los trazos geométricos del estilo anterior sucumbieron en el estilo protocorintio, aun se mantenían motivos geométricos pero el relleno se hacía con rosetas y otros nuevos motivos decorativos.

Por otro lado, los pintores corintios prefirieron las figuras negras sobre los fondos rojos. Para ello decidieron  usar una suspensión coloidal de color castaño la cual con la cocción tomaba un color negro brillante teniendo un matiz casi metálico. Es importante mencionar que esta técnica permaneció bastante tiempo misteriosa pese a los esfuerzos de los ceramistas ingleses del siglo XIX para replicar este estilo.

Las cerámicas de Corinto serían exportadas a toda Grecia llegando de esta forma esta técnica a  Atenas quienes desarrollaron su propio estilo propio con una influencia oriental menos marcada. A este periodo se le califica como protoático pero comenzaban a hacerse notar  motivos orientalizantes pese a que el trazo era poco realista. Las pinturas estaban vinculadas con escenas típicas del periodo geométrico como lo fueron los desfiles de carros.

A mediados del siglo VII a. C aparecerían el estilo blanco y negro, este estilo concebía trazos negros sobre un fondo blanco. Estos trazos se acompañaban de policromía para el color de los carros o de las vestiduras. Sin embargo, la arcilla de Atenas era mucho más anaranjada que la de Corinto por lo cual este estilo era más complejo para la representación de carros.

En lo que respecta a  Creta y a las islas Cícladas, se distinguieron por sus vasos conocidos como “plásticos”. Estos vasos se caracterizaban por poseer una panza o cuello los cuales eran moldeados con forma de cabeza de animal o humana. En Egina, el vaso plástico más popular fue diseñado con una cabeza de grifo.

Por su parte, las ánforas fabricadas en Paros tenían muy poco del estilo de Corinto o alguna influencia de Oriente. En este caso se apreciaban vasos con relieves, un marcado gusto por composiciones épicas y además un horror vacui en el cual se empleaban muchas rosetas y de esvásticas. Al finalizar este estilo, nace una última variante conocida como la “cabra salvaje”. Este estilo se puede atribuir a Rodas gracias a importantes descubrimientos realizados en la necrópolis de Cámiros.

En la variante de la “Cabra salvaje” predominaron dos piezas que eran los enócoes copiados de modelos de bronce y los platos que podían ser diseñados con o sin pies. Por su parte, la decoración estaba organizada con diseños superpuestos en los cuales los animales eran bastante estilizados, sobre todo las cabras salvajes. Los espacios vacíos eran llenados con motivos decorativos como triángulos, esvásticas, rosetas y uno que otro motivo floral.

 Figuras negras

El estilo de las figuras negras en la cerámica griega fue inventado en Corinto en el siglo VII a. C. Los vasos áticos con figuras negras se fabricaron primero bajo la influencia corintia en el año 620 a. C y luego fueron llevados a su punto cumbre por los atenienses entre el 570 y el 525 a. C. logrando así su mayor punto de perfección.

Este estilo no solo se caracterizaba por el dibujo de figuras en negro sobre un  fondo de arcilla sino también por el uso de incisiones. Este estilo tuvo una serie particular la cual consistía en pseudofiguras negras las cuales sus bandas claras eran reservadas y no se realizaban incisiones en estas. Un ejemplo de esta serie es la Copa del pajarero que se encuentra en el museo del Louvre en Francia.

Ahora bien, la influencia corintia sobre las primeras piezas de cerámica de figuras negras ateniense se hace notar sobre todo en su decoración. Esta decoración carecía de motivos rellenos, por otro lado las figuras eran principalmente animales, leones, cabras, esfinges, entre otros. Estas figuras estaban dispuestas en diseños superpuestos y se ponía en relieve la escena principal.

Sin embargo, la cerámica ateniense se fue separando poco a poco de esta influencia decorativa. Los atenienses prefirieron los motivos mitológicos y las composición se condensaban en único gran registro las cuales prevalecieron entre 550 y 530 a. C. Esto permitió que se creara un estilo propio en Atenas.

Dentro de Atenas se pueden reconocer varios estilos los cuales se pueden identificar gracias a las firmas de cada obra. Este es el caso de Clitias quien fuese el pintor del Vaso François que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Florencia. Esta crátera fue descubierta en una tumba etrusca que data del año 570 a. C y cuenta con seis frisos figurativos narrativos y cuenta con la firma del ceramista Ergótimos.

Figuras rojas

El estilo de figuras rojas en la cerámica griega apareció primero en Atenas entre el 530 y el 520 a. C. Este estilo se convirtió en la principal pieza de la producción ática, este hecho le permitió  imponerse como la única gran escuela en el periodo clásico. Simplemente, el estilo de figuras rojas era una inversión de la figura negra, es decir, el fondo era pintado de negro mientras que las figuras tenían el color de la arcilla. Un detalle a destacar es que los detalles eran pintados y no incisos.

De este estilo se tiene bien documentado su inventor, este fue Andócides. Sin embargo, se piensa que este estilo nace por la influencia de un cliente o bien de otros ceramistas como  Nicóstenes o Amasis. A principios de este periodo, los pintores mezclaban escenas de figuras negras y de figuras rojas reconociéndose este estilo como cerámica bilingüe. En estas piezas predominan los temas mitológicos y homéricos.

La técnica de la cerámica de figuras rojas permitió una mejora en los dibujos, sobre todo en la representación de los cuerpos y de los detalles en los cuales la precisión sustituyo completamente la desaparición de la policromía ganando un poco más de realismo. Los cuerpos femeninos y masculinos se podían distinguir fácilmente, se podían diferenciar en que las figuras masculinas la musculatura estaba mejor definida. Por otro lado, en este estilo resaltó el ceramista Eufronio con sus representaciones de los miembros en tres dimensiones.

Por otro lado, el dibujo se volvería más sofisticado mientras que la elección de escenas se enfocaría hacia la vida privada.  Los elementos decorativos como flores  y plantas aparecieron a partir del final del siglo V a. C. También vemos como el pintor se reconcilia con el Horro vacui frecuente en el periodo geométrico.

Se aprecia también un muy marcado gusto por los detalles y la transparencia de la ropa así como también el movimiento en cada pieza. Con este estilo regreso la policromía con la pintura blanca y la dorada principalmente. Mientras que el estilo arcaico persistió  en el centro de Atenas como un recurso para las figura negras en las ánforas. También se abrió paso a las figuras de  terracota las cuales fueron difundidas por toda Gracia y conocidas con el nombre de “Tanagrina”.

En ciudades diferentes a Atenas, la producción de cerámicas pintadas con personajes se disminuyo al punto de la casi desaparición. Las piezas de cerámica de Apulia y Campania destacaron por una calidad comparable a la de Atenas.  La producción Apulia era muy similar al estilo ático, desarrollándose poco a poco con un lenguaje iconográfico propio.

Período helenístico

En el periodo helenístico es cuando se produce el declive de la pintura de cerámicas las cuales pasarían a ser más decoradas que pintadas. Los vasos comunes eran negros y uniformes con una apariencia brillante y decorados con motivos florales simples.  La cerámica de figuras rojas se extinguió en Atenas a finales del siglo IV a. C. siendo reemplazada por la  “cerámica de la ladera occidental” llamada de esta forma gracias a los hallazgos en la ladera occidental de la Acrópolis de Atenas.

El Estilo de Cerámica de ladera Occidental consistía en pintar un fondo de color tostado y con  pintura blanca sobre un fondo brillante negro con algunos detalles incisos. Las representaciones humanas eran escasas y fueron reemplazadas poco a poco con motivos simples como coronas, delfines, rosetas, entre otros. De este etilo surgieron variaciones que se fueron extendieron por toda Grecia.

Es en este periodo de la cerámica griega cuando aparece el relieve siendo una imitación de  las vasijas hechas con metales preciosos. En estas piezas se han encontrado complejos relieves que tienen como tema central animales o criaturas mitológicas. Durante el periodo helenístico los talleres volverían a la decoración negra brillante la cual estaba adornada con decoraciones florales o de animales. Era común en este periodo que se dieran cambios radicales de posturas ya que si no era posible conseguir colores variados en la cocción se pintaba el vaso después de la misma.

Por su parte, los artistas buscaban mayor variedad de tintes, sin embargo, estos colores novedosos eran muy delicados y no toleraban el calor. En este caso se debía aplicar la pintura luego de la cocción, al contrario de la práctica tradicional. La fragilidad de estos pigmentos impedía el uso frecuente de estas cerámicas por lo cual se reservaron para las piezas funerarias.

Los ejemplares más representativos del estilo helenístico provenían de la ciudad siciliana de Centuripa, en la cual se trabajó este estilo de forma activa hasta el siglo III a. C. Estas piezas se caracterizaban por una base pintada de color rosa, las figuras por lo general eran de mujeres las cuales se representaban con vestidos coloridos.

En este artículo pudimos conocer acerca de la Cerámica Griega la cual tuvo sus inicios en el 2.000 a.C y tuvo su declive para el siglo III a.C. A lo largo de este gran periodo de tiempo, la cerámica griega paso por muchos estilos los cuales cada uno marcaron una época en específico, sin embargo todos estos estilos tenían un punto en común, la competencia por lograr el diseño más llamativo y adaptado al uso que se le fuese a dar a esta pieza. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • Caral, sitio arqueológico de la ciudad más antigua de América.
  • Ptolomeo I, fundador de la primera dinastía griega en Egipto.
  • Tutmosis III, máxima extensión territorial de Imperio Egipcio.
  • Faraón Amosis I, reinado, construcciones y conquistas.

(Visited 148 times, 1 visits today)

Si te ha gustado el artículo Cerámica griega, historia, técnicas, principales objetos te recomendamos los siguientes artículos relacionados:



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *