Hasta hace poco más de 70 años la población afroamericana vivía totalmente oprimida. El fin de esta situación coincidió con el inicio de la lucha por los derechos civiles que encabezaron Martin Luther King o Rosa Parks. Este fue el germen del actual Black Lives Matter (1) y de una movilización continua en la que la comunidad afroamericana estadounidense reclama acabar con el racismo estructural y social.

En este “grito” contra la opresión racial el baloncesto ha jugado un papel vital. Desde antes de la creación de la NBA este deporte fue una forma de acabar con la segregación. Una vía de presentar combate al racismo y de intentar acabar con un sistema legal y social cuyos restos aún perviven en Estados Unidos. En este artículo, hablaremos de la historia del baloncesto y el racismo. 

Un deporte nacido de la segregación – El baloncesto y el racismo

Corría el año 1904 cuando el profesor Edwin Bancroft Henderson, residente en Washington D.C., introdujo el baloncesto en la comunidad afroamericana. Bancroft fue más allá y en 1906 fundó la Inter-Scholastic Athletic Association of Middle Atlantic States, una competición amateur que rápidamente ganó popularidad en ciudades del Este como Nueva York o Filadelfia (2). El baloncesto entre la comunidad afroamericana fue ganando popularidad en la década de 1920. Se comenzaron a organizar veladas de partidos que se acompañaban de espectáculos de danza o música como jazz o blues.

De estos momentos destacan los New York Renaissance, también conocidos como Harlem Renaissance Big Five o New York Rens. Este equipo neoyorquino, de propiedad y jugadores afroamericanos, fue invitado en 1939 a participar en el World Professional Basketball Tournamentun campeonato que incluía a equipos de la NBL (precedente de la NBA) y a otro equipo afroamericano, los Harlem Globetrotters (3). Para sorpresa de muchos, los Rens, un equipo que jugaba en un salón de baile, venció en la final a los Oshkosh All-Stars, equipo blanco.

Imagen de los Dayton Rens en 1948. Fuente: Blackfives.org

Desde el frente hasta las canchas: la situación tras la II Guerra Mundial

Los estragos de la II Guerra Mundial hicieron que ante la falta de jugadores muchos equipos de la NBL decidiesen fichar a jugadores afroamericanos. Realmente, fueron pocos los casos pues la liga era considerada únicamente “de blancos”.

En 1948, tras el fin del conflicto, la NBL decidió incorporar a los New York Rens como equipo de pleno derecho de la liga. Eso sí, con la condición de que jugasen en Dayton (4). Los Dayton Rens, que fueron muy bien recibidos en la ciudad según crónicas de la época,  jugaron una única temporada en la liga. Este tipo de acontecimientos rompían la barrera racista en el baloncesto estadounidense. Por primera vez, un equipo afroamericano competía en una liga oficial y reconocida a nivel nacional.

La creación de la NBA: una nueva era para el deporte y la comunidad afroamericana

En 1949 la BAA y la NBL, las dos grandes ligas de baloncesto del país, deciden fusionarse dando lugar al nacimiento de la NBA. Un total de 17 equipos disputaron esa primera temporada, todos ellos compuestos por jugadores blancos. Fue en el siguiente campeonato cuando los primeros afroamericanos pasaron a formar parte de las diferentes franquicias.

El primero en debutar fue Earl Francis Lloyd (1928-2015), uno de esos personajes de la historia reciente más conocido por lo que significó que por su propio nombre. Vistiendo la camiseta de los Washington Capitols jugó 9 partidos antes de alistarse en la Armada, el primero de ellos el 31 de octubre de 1950 (5). Posteriormente jugaría para los Syracuse Nationals y los Detroit Pistons, retirándose en 1960. Lloyd también ha pasado a la historia por ser el primer jugador afroamericano junto a Jim Tucker en ganar el título de la NBA, fue con los Nationals en 1955 (6).

baloncesto y racismo
Imagen de los Syracuse Nationals junto al título de campeones. Fuente: pickandroll.com

El primer afroamericano “drafteado” – Baloncesto y racismo

Cabe matizar que pese a que Lloyd fue el primero en debutar, el primer afroamericano en ser elegido en el draft (7) por un equipo NBA fue Chuck Cooper (1926-1984) (8). Cooper fue elegido en el puesto 14 de la 2ª ronda por los Boston Celtics, lo cual significó el principio del fin de las políticas racistas de los equipos de la liga en el draft. Con este acontecimiento se rompía una nueva barrera racial. A su vez, cabe señalar que el primer afroamericano en firmar un contrato con una franquicia fue Harold Hunter (1926-2013), contratado justo el día después de celebrarse el draft de 1950 (25 de abril) por los Washington Capitols, no llegando a debutar con el equipo capitalino (9).

Chuck Cooper junto a Red Auerbach, entrenador de los Celtics desde 1950 hasta 1967.
Chuck Cooper junto a Red Auerbach, entrenador de los Celtics desde 1950 hasta 1967. Fuente: Celticshub.com

Estos primeros compases en los que los jugadores afroamericanos se incorporaron a la NBA fueron realmente complejos. La segregación jurídica y el racismo que impregnaba la sociedad fueron trabas importantes para el desarrollo deportivo de cualquier afroamericano. Por ejemplo, en 1961 Sam Jones y Tom Sanders (jugadores de los Celtics) no fueron atendidos en la cafetería del hotel donde se alojaba el equipo por ser afroamericanos. Ante ello, ambos decidieron negarse a jugar el partido que tenían que disputar en Lexington al día siguiente, un acto que secundó y apoyaron otros jugadores afroamericanos de la plantilla como KC Jones y Al Butler (10).

Últimos ejemplares

También se negó a jugar ese partido Bill Russell, el mítico jugador conocido también por su activismo contra el racismo. De hecho, una de las más conocidas frases de Russell sirve para definir a la perfección la situación que vivían los jugadores afroamericanos en aquel momento: “Creo que empiezan a tolerar a los negros como divertimento, mientras les entretengamos, pero siguen sin tolerarnos como personas” (11).

Nuevos tiempos, viejos problemas 

En los años posteriores a la creación de la NBA la incorporación de jugadores afroamericanos fue una constante, hasta representar en la actualidad más de un 75%. Esto ha sido y es un fiel reflejo de cómo la sociedad estadounidense ha ido progresivamente cambiando, gracias en cierto modo a la labor que inició el movimiento por los derechos civiles. Una labor cuyo gran éxito fue el fin de las Leyes Jim Crow, con la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de derecho de voto de 1965 (12).

Pero el racismo no desapareció con los cambios legislativos, siendo esto algo que a diario puede observarse. La sociedad estadounidense sigue teniendo un gran componente heredado de los tiempos segregacionistas. Esto se refleja también a nivel deportivo, en ligas como la NBA, donde han sido varios los episodios racistas en los que entrenadores, propietarios o jugadores se han visto involucrados. Sus respuestas, en muchos casos, han sido un mediático ejemplo.

Craig Hodges, un ejemplo para el futuro que pagó un precio del pasado

Uno de estos acontecimientos en los que el racismo salió a la luz en la liga nos lleva a las finales de 1991, después de que los Chicago Bulls de Michael Jordan ganasen su primer título ante los Lakers de Magic Johnson. Como era y es tradición, el equipo se presentó el 1 de octubre en la Casa Blanca para ser recibido por George Bush. Entre todos los trajeados jugadores se encontraba Craig Hodges (13), conocido por haber ganado el concurso de triples del All Star en tres ocasiones y por su activismo en la lucha contra el racismo.

Hodges decidió vestir para esa recepción oficial un dashiki blanco, una prenda típica de África occidental. Esto fue una forma de protesta y reivindicación frente a los problemas racistas ante los que la administración Bush hacía oídos sordos. A su vez, Hodges entregó al presidente una carta de ocho folios en los que entre otras cuestiones denunciaba los abusos por parte de la policía hacia la comunidad afroamericana.

Ni el jugador ni estos hechos aparecieron en The Last Dance, el mediático documental sobre los Chicago Bulls de Jordan, que silenció por completo la denuncia pública de Hodges.

Craig Hodges tirando a canasta en la cancha de la Casa Blanca
Craig Hodges tirando a canasta en la cancha de la Casa Blanca. Fuente: El País

La NBA y el Black Lives Matter: un binomio a tener en cuenta – Baloncesto y racismo

Meses antes, Hodges había propuesto a su equipo y a los Lakers de Magic Johnson boicotear el primer partido de las finales, algo que ambos jugadores y equipos rechazaron. Dicho boicot buscaba denunciar la paliza recibida por el afroamericano Rodney King por parte de varios policías en Los Ángeles (14).

Algo que curiosamente se asemeja a lo ocurrido el pasado verano, cuando el asesinato de George Floyd a manos de un agente de policía llevó a varios jugadores de la liga a unirse a las protestas del movimiento Black Lives Matter en las calles de diferentes ciudades del país.

Unos meses más tarde Jacob Blake era asesinado también por parte de un agente de policía tras recibir varios disparos en su espalda. Ante ello, los Milwaukee Bucks se negaron a jugar su partido de playoffs frente a los Orlando Magic. A esta acción se sumaron el resto de equipos, lo cual llevó a paralizar temporalmente la competición(15).

Imagen de varios jugadores de los Bucks en las protestas por la muerte de George Floyd en Milwaukee - baloncesto y racismo
Imagen de varios jugadores de los Bucks en las protestas por la muerte de George Floyd en Milwaukee. Fuente: republicworld.com

Hacia un nuevo horizonte: el baloncesto como motor movilizador

Tanto la WNBA como la NBA han apoyado sin matiz alguno al movimiento Black Lives Matter, demostrando jugadores o entrenadores su compromiso con la lucha racial. Algo que como se ha comentado no ocurrió en época de Hodges. Un jugador que no fue contratado por ningún equipo la temporada después de su denuncia pública en la Casa Blanca, todo ello pese a ser uno de los mejores tiradores de la liga y un veterano destacado.

Su ostracismo fue fruto de unas políticas claramente racistas, que por aquel momento dominaban una liga en la que la mayoría de jugadores ya eran afroamericanos. A día de hoy, la NBA se ha dado cuenta de que la concienciación de la masa social que la sigue y que la compone no aceptaría una conducta racista o que invisibilice unos problemas a la orden del día en la sociedad estadounidense.

Imagen del parqué utilizado el pasado verano en la burbuja de Orlando organizada por la NBA
Imagen del parqué utilizado el pasado verano en la burbuja de Orlando organizada por la NBA. Fuente: NBA.com

La lucha sigue, el racismo también

Son varios los hechos acontecidos recientemente en la liga y su entorno que nos revelan cómo la NBA ha cambiado. Iniciativas como la celebración mediante actos y partidos especiales el día de Martin Luther King o el pronunciamiento público frente a acontecimientos racistas en la sociedad estadounidense son muestra de ello.

Esta transformación que se debe en su mayor parte a la concienciación frente a actitudes racistas de los jugadores y técnicos, algo que antaño se echaba en falta. Un ejemplo que nos revela esto es lo acontecido en 2014, cuando V. Stiviano filtró una de sus conservaciones con Donald Sterling (ahora exdueño de Los Ángeles Clippers), que por aquel entonces era su pareja.

Sterling le reprochó que subiera una foto a Instagram con Magic Johnson. A su vez, llegó a decirle que podía “acostarse con negros” pero que no los llevase a “sus partidos” (16). Ante esto, la NBA la impuso una multa millonaria y forzó al multimillonario a vender la franquicia.

Por otro lado, la reacción de los jugadores y técnicos de los Clippers en el partido que tuvo lugar contra Golden State Warriors justo tras la filtración fue de lo más reveladora. Durante la rueda de calentamiento de dicho encuentro todos y cada uno de los integrantes de la plantilla arrojaron sus camisetas al centro de la pista. A su vez, realizaron los ejercicios con prendas de color rojo sin logo alguno del equipo y con calcetines, cintas o muñequeras negras. Toda una declaración de intenciones frente al racismo de su jefe.

Más allá de este ejemplo, jugadores como Russell Westbrook, Rui Hachimura, Giannis Antetokounmpo o Thabo Sefolosha han denunciado públicamente episodios de racismo vividos durante partidos o a lo largo de su vida. Esto ha determinado que la NBA progresivamente se haya convertido en un espacio relativamente progresista y comprometido con la lucha contra el racismo. Algo que ha venido determinado por entrenadores, jugadores o propietarios, que no han renunciado a pronunciarse frente a los restos del sistema segregador que perduró demasiados años en Estados Unidos.

Mujeres y afroamericanas, double trouble

Por otro lado, pese a tener una historia mucho más reducida por su juventud, en la WNBA el empoderamiento y la lucha de las jugadoras frente a actitudes racistas también ha sido una constante. En este caso, las jugadoras han mostrado no solo su rechazo y apoyo a la lucha contra el racismo, también apuestan por acabar con la misoginia y los planteamientos machistas que sufren y padecen a diario. En este sentido tanto a la WNBA como a la NBA le queda mucho por recorrer. La liga no parece haber estado a la altura, dándole mayor relevancia mediática, recursos y facilidades a la liga masculina.

Jugadoras de Washington Mystics denunciando el asesinato de Jacob Blake
Jugadoras de Washington Mystics denunciando el asesinato de Jacob Blake. Fuente: WNBA.com

Sin lugar a dudas, la historia de la NBA es un ejemplo de cómo en los últimos 50 años han sido muchas las victorias frente al supremacismo. Bill Rusell, Lloyd o Hodges marcaron un camino a seguir. Una vía que ha quedado reflejada recientemente en cómo el movimiento Black Lives Matter ha calado en la liga, sus partidos o su propio marketing. Un proceso histórico que ha sido protagonizado por jugadores y entrenadores, que han dejado de lado su situación económica privilegiada para luchar por una causa común: acabar con el racismo.



No te pierdas más artículos interesantes en nuestra revista Khronos Historia.


Referencias y bibliografía

Referencias

(1) Sentís, 2017, pp 22-23.

(2) Gay, 2021.

(3) Bell, 2017.

(4) Bell, 2017.

(5) , 2021.

(6)

(7) El draft es un proceso realizado antes de cada temporada. Mediante el mismo, las diferentes franquicias de la NBA incorporan a jugadores menores de 23 años a sus equipos.

(8) Losilla, 2020.

(9) Losilla, 2020.

(10) Irving, 2021.

(11) Aragón, 2020.

(12) Bobo, 2011.

(13) Fanning y Hodges, 2020.

(14) Sáez, 2020.

(15) Sáez, 2020.

(16) González, 2014.


Bibliografía

  • Aragón, A., 2020, “Las otras huelgas históricas contra el racismo de la NBA”, El Mundo. [En línea] Disponible en: https://www.elmundo.es/deportes/baloncesto/nba/2020/08/28/5f47d76efc6c83a77c8b45f6.html
  • Bell, D., 2017, “Coach Bob Douglas and his New York Rens changed how basketball was played”, The Undefeated. [En línea] Disponible en: https://theundefeated.com/features/coach-bob-dounew-york-rens-basketball-hall-of-fame/
  • Bobo, L.D., 2011, “Somewhere between Jim Crow & Post-Racialism: Reflections on the Racial Divide in America Today”, Daedalus, Vol 2, nº2, pp. 11-36. DOI: https://doi.org/10.1162/DAED_a_00091
  • Fanning, R. y Hodges, C., 2020, Tiro de larga distancia: Triunfos y luchas de un activista negro en la NBA, Capitan Swing, Madrid.
  • Gay, C., 2021, “New York Renaissance: La primera dinastía de un equipo profesional negro”, NBA Web. [En línea] Disponible en: https://es.nba.com/news/new-york-renaissance-black-history-month/m5q39ei4fld111ser89xyce9l
  • González, J., 2014, “Donald Sterling, el magnate suspendido de por vida por la NBA”, BBC News. [En línea] Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/04/140424_eeuu_nba_donald_sterling_perfil_racismo_jg
  • Irving, K., 2021, “La historia detrás del primer quinteto titular afroamericano de la NBA”, NBA Web. [En línea] Disponible en: https://es.nba.com/news/historia-primer-quinteto-titular-afroamericano-nba-boston-celtics/1w9zzbk90z0yc1jiohbhnol1k0
  • Losilla, N., 2020, “Un día como hoy en la NBA: Nat Clifton, primer afroamericano en firmar un contrato con una franquicia NBA”, NBA Web. [En línea] Disponible en: https://es.nba.com/news/un-dia-como-hoy-nba-nat-clifton-primer-afroamericano-contrato/v50yw65ptff61vgvommwzoit8
  • McGregor, M., 2021, “Jim Tucker, un nombre pasado por alto en la historia de la NBA”, NBA Web. [En línea] Disponible en: https://es.nba.com/news/jim-tucker-historia-nba-perfil/1gbzb5m2tv25011opwfk493caj
  • Rafferty, S., 2021, “Earl Lloyd: uno de los primeros y más importantes pioneros de la NBA”, NBA Web. [En línea] Disponible en: https://es.nba.com/news/earl-lloyd-historia-nba-biografia/tq40erkwuazh1regfu0ajh4sh
  • Sáez, F., 2020, “Craig Hodges, el destierro de la voz negra”, El País. [En línea] Disponible en: https://elpais.com/deportes/2020-09-06/craig-hodges-el-destierro-de-la-voz-negra.html
  • Sentís, M., 2017, “#BLM contra el racismo en Estados Unidos. “No puedo respirar””, Le Monde Diplomatique.[En línea] Disponible en:https://mondiplo.com/no-puedo-respirar



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *